Uyuni: ¿Quién es el niño de la foto viral que buscó Wifi en la calle para poder pasar clases?

Compartir:
Se llama Jhonatan Chambi, tiene 10 años y muchas ganas de aprender. Después de que su imagen se compartiera tanto en redes sociales le regalaron una tablet con crédito ilimitado y Wifi en su domicilio para que no tenga que salir a la calle en búsqueda de internet

La imagen fue viral. El pequeño Jhonatan Chambi Choque fue fotografiado pasando clases inclinado, con el cuaderno y el teléfono celular en el suelo, tomando prestada la señal de Wifi de lo que parece ser un edificio moderno en Uyuni.

El colegial de 10 años dice que ese día no había señal de internet en la casa que sus padres alquilan y decidió ir a la plaza donde hay buena señal todo el tiempo. Su inocente acción fue solo el inicio de una serie de eventos afortunados porque alguien lo fotografió y la imagen se difundió como un reguero de pólvora en las redes sociales. Casi todos reconocieron en la foto la historia de muchos niños bolivianos que deben ingeniárselas para pasar clases virtuales en un contexto de pandemia y de muy poco y a veces nulo acceso a medios tecnológicos para aprender.

El que quiere, puede, dice el adagio popular. Y Jhonatan sí que quiere. Le gustan las materias de lenguaje, matemáticas y el fútbol. El miércoles, en una mañana gélida de invierno -esta semana han tenido temperaturas bajo cero-, tras el retorno a clases luego del descanso pedagógico, el niño salió a buscar la forma de seguir aprendiendo. En otros días, fue parte del pequeño grupo que la profesora Lorena Vásquez acoge en su casa, porque está al tanto de los aprietos en lo que se ven envueltos sus alumnos y los padres de familia que no siempre tienen los dispositivos suficientes para cada uno de sus hijos en la casa.

Para nosotros la foto viral también fue una sorpresa. Estos tiempos de pandemia nos han traído dificultades por la falta de señal… trabajamos a distancia, pero vemos la realidad de nuestros niños en todas las unidades educativas de Uyuni y del país”, reconoce Mirtha Barrancos, directora de la unidad educativa a la que asiste Jhonatan.

 La profesora Barrancos contó que a un inicio del año escolar levantaron encuestas sobre la situación de los niños, tanto para verificar su salud como para saber si contaban o no con celular, laptop o computadora, y si tenían Wifi o internet.

La directora de la unidad educativa Aniceto Arce tiene 638 estudiantes, entre ellos Jhonatan Chambi, que asiste al quinto año de escolaridad. A inicio de la gestión la encuesta que hicieron les mostró la realidad: un 70% de su alumnado no contaba con celular ni internet. Con el correr de los meses los padres de familia extremaron esfuerzos por ir subsanando las carencias tecnológicas; aunque estas aún persisten, pues después del descanso pedagógico una nueva encuesta reveló que hay un 40%  que todavía tiene dificultades con el celular.

“En la periferia no llega la señal en su totalidad y si llega tiene desperfectos y cortes”, reconoce Barrancos. “Ha ido mejorando esta situación, los padres de familia han hecho sacrificios porque en una familia no hay un solo niño, a veces hay hasta cinco y los profesores también se han dado modos para llegar al 100% de sus estudiantes, incluso trasladándose hasta donde viven los niños”, confiesa.

La directora asegura que se ha ido informando de la situación a las autoridades distritales y departamentales de educación y serían muchos los niños como Jhonatan Chambi. “Sabemos bien que no sería el único niño que se encuentra en dificultades, son muchos”.

La directora confiesa que cuando le llegó la imagen del niño a su celular su primera reacción fue de mucha pena, pero al mismo tiempo destaca el ímpetu de este por buscárselas y darse el modo de pasar las clases.

Reconoce que por la modalidad virtual los alumnos no están siendo preparados al cien por ciento. “Hay muchos problemas que nos está trayendo esta pandemia”, acota y espera que en las siguientes semanas haya un mejor informe epidemiológico en Uyuni que les permita retornar al sistema semipresencial.

El papá del pequeño estudiante aplicado es Félix Chambi, es un hombre muy modesto y reservado, la popularidad que les ha traído la foto viral lo tiene avergonzado, al igual que a Jhonatan.

“No había señal en mi casa y por eso mi hijo se fue a pasar clases a la placita. Todo lo hizo por no faltar”

La pequeña familia la completa la mamá, Luisa Choque, y el hijo menor, Neymar, de 7 años, para quien también tiene que haber un segundo teléfono (usualmente es el de la madre) para que pueda pasar sus clases.

“Es difícil pasar clases”, resume Jhonatan, que espera con ansia el horario de 9:30 a 11:30 para seguir aprendiendo.

Cuando se dio cuenta que le sacaron la foto viral, inclinado en la acera, atendiendo al teléfono se sonrojó. “Sentí un poco feo, como vergüenza, me asusté”, confiesa.

Ahora con nuevos regalos – el Ministerio de Presidencia y la telefónica estatal Entel le obsequiaron una laptop, wifi ilimitado, una tele, entre otros- Jhonatan dice que solo quiere estar de nuevo con sus compañeros, juntos y sin pandemia.

Obsequios luego de la foto viral

Jhonatan, el niño que pasaba clases en puertas de Entel en Uyuni (Potosí), para contar con Wifi, recibió en las últimas horas una tablet con crédito ilimitado y otras donaciones para su familia.

Su imagen se viralizó en redes sociales, porque el menor tenía que acercarse lo más posible a puertas de la empresa estatal de telecomunicaciones para acceder a internet y no perder sus lecciones. Ahora tendrá señal gratuita en su casa.

“En coordinación con nuestra empresa estatal Entel Bolivia, llegamos hasta Uyuni para hacer la entrega de una tablet con crédito ilimitado por un año y la instalación gratuita de Wi-Fi en su casa, para que Jhonatan pueda acceder a las plataformas de educación virtual y continúe formándose”, informó la unidad de gestión social del Gobierno nacional.

Junto al equipo electrónico, también se le entregó materiales que le servirán cuando retorne a clases, insumos de bioseguridad, ropa, televisor, DVD, radio, juguetes, entre otras cosas, para que pueda salir adelante.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *