Un estudio detecta un síntoma que solo sufren las personas vacunadas de coronavirus

Estamos en un momento determinante para controlar la pandemia y acabar con ella en los próximos meses. Las vacunas se han convertido en el mejor aliado de la humanidad para frenar estos meses tan inciertos que el mundo ha vivido debido al coronavirus.

Los expertos siguen recomendando cautela y precaución ya que, aunque estemos vacunados, las vacunas solo ayudan para controlar la pandemia y que no haya enfermedades graves, pero no ayuda a parar la transmisión.

Por esto, las autoridades recomiendan a las personas que ya están vacunadas que sigan manteniendo las medidas de seguridad básicas como la mascarilla, el lavado de manos con gel hidroalcohólico y las distancias.

En este sentido, un estudio realizado por el King’s College de Londres junto a la compañía ZOE, ha determinado un síntoma que al parecer solo sufren las personas que están vacunadas, y que podría ser síntoma también de ser portador del coronavirus.

Estornudar frecuentemente

Según este estudio, para el que se ha analizado una muestra de más de 4 millones de personas, determina que el estornudar más de lo habitual puede ser un síntoma de portar el coronavirus. Las personas vacunadas lo tomarán como un simple resfriado, incluso podría confundirse con alergia, pero los expertos recomiendan que, en tal caso, el afectado de aísle y se someta a una prueba diagnóstica.

«Curiosamente, nuestros datos muestran que las personas que habían sido vacunadas y luego dieron positivo por COVID-19 eran más propensas a reportar estornudos como síntoma en comparación con aquellas que no habían recibido un antídoto» explican los responsables del estudio. En tal caso, el paciente no desarrollará síntomas más graves, ya que está inoculado con la vacuna, pero sí podría contagiar el virus a otras personas.

Los expertos recomiendan que los afectados, si pueden, se aíslen hasta tener una prueba. En tal caso, recomiendan que siempre lleven un pañuelo para cubrir su boca o estornuden en la parte inferior del codo para evitar expandir las gotas que salen de cada estornudo.

Igualmente, siguen recomendando que, si percibimos este síntoma de estornudos más frecuentes de lo normal, nos lavemos las manos habitualmente y no se toquen ojos, nariz ni boca con las manos sucias.

Se trata de un síntoma que, tal y como desvela el estudio realizado por el King’s College de Londres, solo afectaría a las personas que ya están vacunadas, siendo diferente a los síntomas comunes del coronavirus que conocemos como fiebre, tos o pérdida de olfato y gusto.

Fuente: OK Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *