Un dron-asesino reutilizable y controlado por IA es presentado por una ‘start-up’ en EE.UU.

El llamado Roadrunner es un vehículo aéreo modular de despegue y aterrizaje vertical autónomo (VTOL) que está diseñado para tener bajos costos.

Anduril, una ‘start-up’ líder en tecnología de defensa estadounidense, ha desarrollado un nuevo dron controlado por inteligencia artificial (IA), diseñado como una plataforma de bajo costo y alta potencia. A diferencia de múltiples drones suicidas, el nuevo vehículo es reutilizable, informó The Drive.

El llamado Roadrunner es un vehículo aéreo modular de despegue y aterrizaje vertical autónomo (VTOL) que está diseñado para tener bajos costos. Anduril también ha desarrollado una variante llamada Roadrunner-Munition, o Roadrunner-M, un interceptor altamente explosivo, que puede llevar una ojiva y también destruir amenazas aéreas.

«La capacidad de despegue y aterrizaje vertical (VTOL) le brinda al Roadrunner la flexibilidad de lanzarse rápidamente y regresar a cualquier ubicación para su recuperación y reutilización a un costo casi cero», reza un comunicado de la compañía.

El fundador de la empresa, Palmer Luckey, y el director de estrategia, Chris Brose, han detallado en su presentación que han trabajado en el diseño del dron durante dos años. Los prototipos de tamaño real ya han sido sometidos a intensas pruebas de vuelo, incluida una demostración para un cliente anónimo en EE.UU.

«Es una mezcla de un cohete reutilizable y un avión autónomo a gran escala. El Roadrunner en sí es un avión totalmente reutilizable, y se le puede poner una gran carga útil», señaló Luckey.

Roadrunner es inusual tanto en apariencia como en capacidad: puede despegar, seguir y destruir objetivos. Si no hay necesidad de interceptar el objetivo, el vehículo puede maniobrar de forma autónoma y regresar a la base para repostar combustible.

Aunque los funcionarios de la empresa evitaron enumerar todas las características, indicaron que el Roadrunner puede alcanzar altas y subsónicas velocidades. Además, aclararon que un operador puede controlar varios Roadrunner a la vez.

Por su parte, Chris Brose señaló que aunque el Roadrunner-M puede costar más que otros sistemas antidrones, puede abordar una gama más amplia de objetivos, lo que lo convierte en una alternativa de menor costo a misiles como el Patriot, que cuestan alrededor de 4 millones de dólares cada uno.

Fuente: https://actualidad.rt.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *