Entre agua y lodo, viajeros deben sortear obstáculos en tres puntos del derrumbe del El Sillar

Los derrumbes en El Sillar, en la carretera que conecta a los departamentos de Santa Cruz y Cochabamba, afectó considerablemente a los viajeros, que quedaron parados en medio camino y tuvieron que caminar varios metros entre agua y lodo con el fin de conseguir un trasbordo y poder llegar a destino.

Son tres puntos de derrumbe en la zona de El Sillar, siendo el del kilómetro 105 el más complicado, ya que el agua, el lodo y la piedra se encuentran sobre la carretera.

Varios motorizados, de transporte pesado y liviano, se encuentran parados en la zona esperando los trabajos por parte de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC).

“En las últimas horas, hubo un derrumbe que cubrió toda la plataforma, por prevención se cerró las trancas de Locotal y Padre Sama; personal de la ABC y Sinohydro trabajan en este momento para levantar la tierra y habilitar la vía”, explicó Marcel Claure, presidente ejecutivo de la ABC.

La salida de buses por la ruta nueva entre Santa Cruz y Cochabamba se encuentra suspendida y algunas empresas decidieron que sus buses salgan por la ruta antigua, con más horas de viaje, hasta tener respuestas positivas para volver a transitar por la ruta nueva.

Las constantes precipitaciones que se registran en el lugar debido a la temporada de lluvia han causado una gran cantidad de afectaciones en esta zona geológicamente inestable.

Fuente: Unitel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *