Bolivia destinará $us 397,67 MM en exploración de hidrocarburos en 2024: Plan de Reactivación Upstream en marcha

En un esfuerzo por revitalizar su industria de hidrocarburos, Bolivia planea invertir significativamente en exploración durante el año 2024.

Este compromiso financiero, que asciende a $us 397,67 millones, forma parte del Plan de Reactivación Upstream (PRU), diseñado para contrarrestar la disminución de reservas y producción en el país. Estas inversiones están destinadas a explorar nuevas áreas con potencial hidrocarburífero, incluyendo la perforación de pozos estratigráficos como Tomachi-X1 IE, Tomachi-X2 IE y Madre Selva-X1 IE.

Diversificación de la exploración

Raúl Mayta, el Viceministro de Exploración y Explotación de Recursos Energéticos, destaca el interés en ampliar la frontera exploratoria hacia áreas no tradicionales, como la cuenca Madre de Dios. Esta estrategia busca diversificar las operaciones y aumentar las oportunidades de descubrimiento. Además, se prevé una inversión específica para proyectos de exploración y explotación, con un enfoque en la reposición de reservas y el desarrollo sostenible.

Inversiones y operadores

Las inversiones proyectadas para 2024 incluyen $us 276,89 millones para exploración y $us 120,77 millones para explotación. Destaca que el 77% de estas inversiones serán ejecutadas por YPFB, la empresa estatal de hidrocarburos. Además de YPFB, varias operadoras privadas también están involucradas en la exploración de hidrocarburos en Bolivia, como YPFB Chaco S.A., YPFB Andina S.A., YPF E&P Bolivia, Vintage Petroleum Boliviana y Petrobras Bolivia S.A.

Evolución de la inversión exploratoria

Mayta señala una evolución positiva en la inversión exploratoria en los últimos años, destacando el creciente interés en áreas no tradicionales y la adopción de tecnologías avanzadas para mejorar la eficiencia y precisión en la exploración. Este enfoque estratégico refleja un compromiso continuo con la revitalización de la industria de hidrocarburos en Bolivia.

Desafíos y adaptación normativa

A pesar de los avances, Mayta reconoce los desafíos que enfrenta la industria, incluida la necesidad de adaptar la legislación para promover la inversión privada y garantizar la sostenibilidad ambiental. Destaca la importancia de establecer un marco regulatorio claro y transparente que fomente la inversión y garantice la protección del medio ambiente.

Conclusiones y compromiso

En resumen, Bolivia está comprometida con el fortalecimiento de su industria de hidrocarburos a través de una inversión significativa en exploración y desarrollo. Con un enfoque en la diversificación de la exploración y la mejora de la eficiencia operativa, el país busca asegurar un futuro sostenible y próspero para su sector energético.